semillas con mas thc

Cuando las plantas de marihuana están bien alimentadas muestran un bonito e intenso color verde. Esta es la principal razón por la que prácticamente todas las variedades autoflorecientes actuales descienden de Lowryder, los criadores de los distintos bancos de semillas emplearon esta variedad para introducir el gen autofloreciente en sus creaciones.
Al contrario que las otras plantas de marihuana no es recomendable hacer trasplantes y hay que poner especial cuidado a los riegos, mejor regar de menos cantidad a más cantidad de agua según vaya creciendo la planta. Con días de 14 horas las plantas no pueden empezar a florecer y las que están a mitad de floración comienzan a revegetar, brotando nuevas ramas y dejando los cogollos sin madurar, para centrarse de nuevo en el crecimiento.
Es una semilla autofloreciente con dominancia Indica fruto de la unión entre una Critical + Auto y una Auto Blueberry. Las semillas de marihuana autoflorecientes se desarrollan con gran facilidad y rapidez, y no son nada exigentes, además, su cultivo resulta muy sencillo.
Cruce entre una Cheese (el famoso fenotipo de Skunk seleccionado y cultivado durante años en el Reino Unido) y una planta autofloreciente (con la herencia de la Super Silver Haze en sus genes). Tamaño ideal de las plantas de 55-65 cm. Producción óptima por planta 25 gr. Es la opción ideal si plantas esquejes y quieres obtener la máxima producción.
Hay mucha diferencia en consumo de nutrientes entre las variedades enanas, que necesitan muy poco abono, y las autoflorecientes grandes de última generación, capaces de comer lo mismo que una variedad tradicional. Cualquier persona puede cultivar este tipo de plantas fácilmente sin tener que preocuparse de montar un cultivo de interior de mantenerlas a oscuras durante la noche.
Las plantas necesitan sol directo, por lo menos unas 6 horas al día. Si ves que tu planta comienza a amarillear, puedes rebajar las aplicaciones a 2 solo agua y una con fertilizante, manteniendo las aplicaciones hasta el final. El principal determinante de la producción máxima que se puede esperar es la cantidad de vatios de luz que se emplean en iluminar las plantas.
Aunque el sustrato más utilizado es para cultivar en tierra, también puedes encontrar en nuestra web sustrato para cultivos en fibra de coco para cultivos hidropónicos. Para cultivar en coco, resulta indispensable contar con un medidor de pH para ajustar los valores del agua de riego a los valores indicados por el fabricante.
Lo haría planta a planta, y una vez ya no chorreen agua, las metería otra vez en el armario. Las bombillas de bajo consumo para cultivo también se suelen llamar bombillas CFL. _ Se puede aligerar la tierra del sustrato con coco. Esto no tiene porqué ser así, basta con tener en cuenta 5 puntos fundamentales para lograr un cultivo de guerrilla de marihuana de calidad.
banco de semillas de marihuana esta manera el cambio de iluminación no es tan brusco, evito estresar a las plantas, y un posible e indeseado estiramiento. El sodio podría incentivar a la planta a concentrarse más en el crecimiento que en la floración y suele dejar un sabor desagradable cuando no se lavan las raíces correctamente antes de la cosecha.

Share This: